Peluditos con amor

Ver la indiferencia de las personas ante el dolor de los animalitos de las calles de Bogotá, decidimos organizarnos y ponernos en la tarea de irlos rescatando y ayudarlos en todo lo que necesitaran.

Así fue creciendo la cantidad de peluditos recogidos y ante esto nos vimos en la necesidad de buscar un sitio fijo para tenerlos a salvo mientras les encontramos un hogar responsable.

Después de tanto esfuerzo conseguimos un terreno y comenzamos a construir el refugio, de a poco fuimos obteniendo ayuda con voluntariado y donaciones de materiales y es así como se ha empezado el refugio. Aunque falta mucho por hacer seguimos en nuestra labor pues tenemos que sacar adelante más de 60 peluditos que están bajo nuestro cuidado.